Political Divisiveness

Reflexiones sobre el proceso creativo y la inspiración de los creadores Philip Sanders y Kassandra Lagiusa-Riedeman.

 

Podemos recordar, el día después de las elecciones. ¿Cuántas personas no estaban seguras de lo que deberían de hacer después? ¿Cuántos  no estaban seguros si la gente que pronto estaría en el poder estaría a la altura del puesto que estaban obteniendo o lo que significaba para las personas que se oponían a las nuevas proposiciones administrativas? Esto causó un problema de comunicación. La gente se alineaba con sus propios partidos. Si tus opiniones no eran las mismas que tus amigos, te rechazaban en las redes sociales.

En varias clases los profesores mencionaban la elección en clase y luego preguntaban a los estudiantes, ¿que necesitaban en este momento? Yo pienso que lo que ayudó a la mayoría de la gente era escuchar música. Era una forma de escapar de la realidad y, al mismo tiempo, expresar cómo te sentías en este momento.

Cuando Kasandra y yo tuvimos una conversación sobre qué tema queríamos abordar para el evento de AUTS (Arte Bajo Las Estrellas), ambos nos dimos cuenta de que no nos gustaba que las personas que eran nuestros amigos y familiares dejaran de hablarse debido a sus afiliaciones políticas. En lugar de estar divididos en los asuntos y peleando el uno con el otro, queríamos encontrar una manera de reunirnos de nuevo en conjunto. Ambos pensábamos que necesitábamos concentrarnos en lo que nos puede unir y lo que nos separa.

Ambos esperamos que esta pieza simbolice nuestros sentimientos y sea un paso en la dirección correcta para abrir las vías de comunicación. Para nuestra pieza estamos simbolizando las diferencias de las personas de color rojo y azul, con el uso del púrpura como el espíritu que quiere unir al país de nuevo. Pensamos que el color púrpura es el símbolo perfecto de la unidad porque el rojo y el azul juntos crean este color.

Cada ladrillo simboliza lo que cada partido teme sobre el otro. El objetivo del púrpura es abrir la conversación y demostrar que en el interior todos somos humanos y púrpura, y tenemos el derecho a nuestras propias opiniones. No nos debería separar, mientras que los responsables están tomando decisiones a nuestras espaldas.

Aun con nuestras ideas de música resueltas todavía no estábamos seguros en que podríamos simbolizar por rojo, azul y púrpura. Ahí fue cuando nuestro grupo se tropezó con una serie llamada La Desordenada Realidad con Van Jones. Jones que pertenece al partido de color azul fue a visitar una familia que creía en el color rojo. Aunque todos tenían diferencias y argumentos, todos creían que no debíamos dejarnos dividir por nuestras opiniones. Algo que nos impactó mientras observamos la entrevista, es la idea de que cuando rompemos la comunicación comenzamos una guerra. Van Jones continuó diciendo que los del partido rojo, están preocupados con las libertades y los derechos individuales. Los del partido azul están preocupados con la justicia y se aseguran que todos sean igualmente justos y protegidos por el gobierno. Después dijo que los dos se necesitan mutuamente. Libertad sin justicia es totalitarismo y justicia sin libertad es corporativismo. Los dos son malos y se necesitan el uno al otro. La mejor manera de empezar es teniéndose respeto entre ellos y aceptar y tratar de entender por qué alguien está afiliado con su partido y comprender que está bien y no debemos odiarnos por eso. Rojo, azul y púrpura hemos decidido que ahora serán conocidos como Libertad, Justicia y Respeto.

Phillip Sanders y Kassandra La Giusa-Riedeman